Curiosidades varias

Vamos a dar un pequeño listado de las curiosidades que se observan por estas tierras norteñas:

1) Una de las primeras veces que entré en una casa noruega cuando me vieron que me dirigía hacia el interior con mis zapatitos, me dijeron: “quítate los zapatos”…. Sinceramente me pareció la hostia de extraño, y más raro todavía porque quien lo dijo era un muchacho español, claro que ya llevaba por aquel entonces unos 3 o 4 años viviendo en Noruega…. Pues si, cuando uno llega a una casa en Noruega se saca los zapatitos y los deja a la entrada. De hecho normalmente los noruegos tienen un cubículo para los zapatos debajo del típico para los abrigos. La costumbre tiene mucho sentido, principalmente durante el invierno, cuando uno entra en casa con los zapatos llenos de nieve. Tras mis 3 años y pico en Norge, me pasa lo mismo que a mi amigo, en mi casa se entra sin zapatos, que luego cuesta limpiar menos!, y en España lo echo de menos… Es una gozada estar en una fiesta descalza, ni zapatos de tacón ni nada que te haga dolerte los pies. Luego el dentista, o el médico, sitios donde la gente entra y sale todo el tiempo, tienen unas bolsas de plástico para poner debajo del zapato y evitar así ponerlo todo perdido. Otra cosa relacionada con el calzado que me resultaba muy extraña es que mucha gente tiene unas zapatillas en el trabajo, o unas chanclas (que usan con calcetines puajjj), o unos tenis, y se cambian cuando llegan allí. Y otra cosa que me choca muchísimo es ver a la gente caminando por los pasillos descalza! En la vida me imaginaría eso en España.

2) En Noruega la gente no dice “por favor”. No es que sean mal educados, simplemente no emplean ese término. De hecho ese vocablo existe en noruego, pero no se usa. He de decir que tardé 9 meses en aprenderlo, cuando normalmente es lo primero que uno aprende. Además los modales son rudos, diría yo, el lenguaje es rudo. No es que la gente sea mal educada, sino que la definición de educación es distinta aquí y en España. Otro ejemplo es cuando la gente te cierra la puerta en las narices, para ellos no es de mala educación, en España es para hacerte un vade retro satanás, casi…. Y no me refiero al gesto caballeroso de que te abran la puerta. A mi esas cosas me parecen tonterías, sinceramente, ningún tío me tiene porque abrir la puerta, eso son tonterías arcaicas, pero si ves que alguien se acerca lo normal debería ser agarrar la puerta para evitar que le dé en las narices. Pues bien, eso no se estila aquí. Saludar es otro problema. Choca mucho cuando acabas de llegar y la gente en el trabajo no te responde cuando les saludas. Diré que uno se acostumbra, ahora yo me mimetizo y muevo ligeramente mis mejillas esbozando una ligera sonrisa cuando me cruzo con determinadas personas. Y no lo digo despectivamente, pero al cabo de un tiempo uno aprende, media sonrisa para mucha gente es suficiente y los hace sentir más comodos.

3) Los noruegos no se ponen guapetones para ir a trabajar. Es decir, no se arreglan, no llevan trajes y pueden perfectamente ir con ropa medio deportiva. Parece ser que por estas tierras le dan más importancia a lo que almacenas en el cerebro que al envoltorio que lo acompaña. Antes de venirme estuve trabajando en una consultora donde había que ir bastante arreglados, por supuesto los vaqueros estaban prohibidos, así que para mi esto es una bendición. Eso sí, he de decir que cuando vuelvo a España me parece que soy un bicho raro, porque todo el mundo se arregla demasiado.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s