Gilmore y Mailer

No sé que pasa ultimamente que diferentes asuntos llevan mi memoria hacia Norman Mailer. Leyendo hoy el periódico he llegado a la noticia siguiente “un condenado a muerte elige morir fusilado en estado de Utah”. Me he puesto a leerla, y decían que la última vez que se había puesto a un preso ante un pelotón de fusilamiento fue en 1996, y que ahora mismo todo recuerda a la muerte de Gary Gilmore que murió de esa forma en 1977, mientras gritaba a sus verdugos “Hacedlo!”. Quizás mucha gente desconozca quien fue Gary Gilmore, pero si has leído “La canción de verdugo”, de Mailer, su nombre tal vez permanezca en tu memoria. Como dije en el post anterior, “La canción del verdugo” fue una de las novelas con las que Mailer ganó el Pulitzer. Es una de esas novelas extranhas que te hacen sentir lástima por un asesino. Aquí alguna información acerca de Gilmore. El estilo de este libro recuerda mucho a “A sangre fría” de Truman Capote, un estilo de novela periodística, Mailer se entrevistó en múltiples ocasiones con Gilmore, leyó su correspondencia con su novia y demás para escribir el libro. Algo similar a lo que había hecho Capote para escribir “A sangre fría”. De hecho creo recordar que a pesar de sus enfrentamientos mútuos, Mailer admiraba a Capote. Supongo que aquello era una lucha entre dos enormes ególatras. Recuerdo que en su día ambas novelas me chocaron muchísimo, la crueldad de “A sangre fría”, aquellos asesinos matando a toda una familia por apenas nada, pensar que esa historia era real. Y la vida de Gilmore, lo extranha que puede ser la vida en Salt Lake City, las costumbres mormonas de sus ciudadanos, mi imposibilidad de entender porqué la gente decide voluntariamente vivir de ese modo. Y la prosa de Mailer y la de Capote teletransportándote al centro de sus historias.

Aquí va la sinopsis del libro que he encontrado por internet:  “Gary Gilmore acaba de salir de la cárcel en donde ha pasado la mitad de su vida gracias al apoyo de su prima Brenda, desde el principio se nota que a Gary se le dificulta adaptarse a la vida en la calle, consigue un trabajo pero no es estable en éste. Se enamora de una mujer llamada Nicole Barret que será el primer y último amor en su vida, después de un tiempo Gary comete dos asesinatos a sangre fría y es encarcelado y después de un complicado proceso es condenado a muerte. A pesar de que los abogados de Gary quieren apelar la decisión, Gary defiende su derecho a morir y pide ser fusilado para pagar por sus crímenes; es aquí donde se desata el circo de los medios informativos y los activistas sociales que con diferentes intereses llegan a tratar de sacar provecho de la historia, sobre todo de la historia de amor entre Gary y Nicole que a pesar de estar separados se siguen amando.”

y ya que estamos… A sangre fría:  “El 15 de noviembre de 1959, en un pueblecito de Kansas, los cuatro miembros de la familia Clutter fueron salvajemente asesinados en su casa. Los crímenes eran, aparentemente, inmotivados, y no se encontraron claves que permitieran identificar a los asesinos. Cinco años después, Dick Hickcock y Perry Smith fueron ahorcados como culpables de las muertes. A partir de estos hechos, y tras realizar largas y minuciosas investigaciones con los protagonistas reales de la historia, Truman Capote dio un vuelco a su carrera de narrador y escribió ‘A sangre fría’, la novela que le consagró definitivamente como uno de los grandes de la literatura norteamericana del siglo xx. Capote sigue paso a paso la vida del pequeño pueblecito, esboza retratos de los que serían víctimas de una muerte tan espantosa como insospechada, acompaña a la policía en las pesquisas que condujeron al descubrimiento y detención de Hickcock y Smith y, sobre todo, se concentra en los dos criminales psicópatas hasta construir dos personajes perfectamente perfilados, a los que el lector llegará a conocer íntimamente. ‘A sangre fría’, que fue bautizada, pionera y provocativamente, por Capote como una «non fiction novel», es un libro estremecedor que, desde la fecha misma de su publicación, se convirtió en un clásico.”

2 thoughts on “Gilmore y Mailer

  1. Molan tus entradas en el cuaderno de bitácora. Esta en particular me ha dado ganas de ponerme a leer a Mailer. De hecho, recuerdo que me lo recomendaste unas cuantas veces(a ver qué día lo hago, suponiendo que saque un rato libre). Un besi!

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s