Antes de Nadal

En 1993 cuando tener canal plus era más o menos un lujo, y la televisión vía satélite un cuento extranho del que hablaban en las películas americanas, Roland Garros era una de las pocas oportunidades que tenía uno de ver tenis en la televisión pública espanhola. Tras los anhos dorados de Manolo Santana, y otras buenas épocas regidas por apariciones individuales como las de Orantes o Gimeno, 1993 significó la eclosión para el tenis espanhol. Una calurosa tarde de domingo Sergi Bruguera batía en la final del torneo de París al entonces defensor de título Jim Courier.

En Espanha cuando se habla de tenis la importancia de los logros se centra en Roland Garros y en la Copa Davis. Supongo que el interés por Roland Garros se basa en el hecho de que los tenistas espanholes históricamente son más poderosos sobre tierra batida que sobre superficies como hierba o cemento. Y la importancia de la Davis viene de la exaltación del espíritu nacional, como competición por equipos dónde uno juega por el país y no por sí mismo. En la actualidad gracias a la presencia de Nadal nos encontramos en tal época de bonanza que los éxitos de gente como Verdasco, Ferrero, Ferrer o Almagro apenas son valorados. Yo que he vivido ciertos tiempo de (relativa) sequía me gusta recordar como sucedieron las cosas. Dentro de mi punto de vista Bruguera junto con las olimpiadas del 1992 y todas las ayudas que supusieron para el deporte fueron la semilla de lo que vivimos ahora.

Roland Garros 1994 fue la consagración y confirmación de Bruguera como uno de los grandes del tenis mundial de la época, y del espanhol de todos los tiempos. En la final se encontró con otro espanhol, Alberto Berasategui, que atesoraba un tenis particularmente curioso, una forma de golpear la bola completamente extranha, pero muy efectiva. En cierto modo Berasategui se vio eclipsado por la lustre de Bruguera, pero sin lugar a dudas era un tenista fenomenal. En la misma época Albert Costa daba sus primeros pasos, que muy lentamente le llevarían a ganar el torneo en 2002. Unos anhos antes el desparpajo de Carlos Moyá, así como su buen quehacer en las pistas le abría las puertas de los hogares espanholes. Su sonado “hasta luego, Lucas” tras perder la final del open de Australia 1997 ante Pete Sampras, hacía presagiar un glorioso futuro. Mientras tanto Sergi Bruguera gastaba los últimos cartuchos que le quedaban en la final de Cayo Vizcaíno, con su plata olímpica en Atlanta 96 y siendo batido en la último ronda de Roland Garros 97 por el entonces desconocido Gustavo Kuerten. Paralelamente Moya se abría camino poco a poco, como abanderado de los nuevos talentos que encarnaban Mantilla, Corretja o Costa. 1998 fue uno de los anhos más impresionantes para el tenis nacional en París. 3 de los semifinalistas eran Mantilla, Moyá y Corretja, encontrándose Corretja y Moyá en la final del torneo, que a la postre ganaría este último. Moyá fue el primer tenista espanhol en ocupar el numero uno de la ATP. Y aunque lo hiciera por tan solo dos semanas, significó otro punto de inflexión. Desde mi punto de vista Moyá fue uno de los jugadores más talentosos que ha dado el tenis espanhol. Tan talentoso por su juego como frustrante por su poca fortaleza mental, tal vez comparable a la de la fantástica Conchita Martínez, otro de los hitos de nuestro deporte, eclipsada en su momento por la luchadora Arancha Sánchez Vicario. Ese mismo anho Corretja se alzó, contra pronóstico, con la final del Masters entre los 8 mejores del mundo, siendo el primer espanhol en conseguirlo. En aquel partido consiguió resarcirse de su derrota ante Moyá en Roland Garros. Habría que esperar cuatro anhos para ver como una final espanhola se repetía en París. Esta vez protagonizada por la nueva figura del tenis espanhol Juan Carlos Ferrero y el veterano Albert Costa. Contra pronóstico Costa se hizo con el título que de hecho supuso el colofón a su carrera. Finalmente, al anho siguiente, Juan Carlos Ferrero logró alzarse con la victoria y en 2003 se convirtió en el segundo tenista espanhol, tras Moyá, en liderar la ATP. Desde mi punto de vista, Ferrero es un super clase con un tenis precioso y que ha sabido mantenerse a un nivel aceptable tras muchos anhos en la élite. Consiguió disputar otra final en Estados Unidos, y tener participaciones meritorias en otros torneos tales como Wimbledon 09 finalizando una fantástica temporada con la copa davis para Espanha. Evidentemente tras la erupción del torbellino Nadal todos estos éxitos han quedado relegados. Nadal ha ganadao 5 Roland Garros, Wimbledon, Australia, Copas Davis, Masters series…. lo ha ganado prácticamente todo con tan solo 24 anhos, pero es verdad que los títulos de las Davis han sido posibles porque siempre ha estado flanqueado por un equipo excepcional.

Espanha ganó su primera y ansiada Copa Davis en el anho 2000. En aquella ocasión Juan Carlos Ferrero fue el héroe de la velada. 2004 sería la ocasión propicia para la eclosión de Nadal, previa a todos sus triunfos en Roland Garros. 2008 significaría la victoria de los segundones, aquellos que crecieron bajo la sombra de Nadal, pero a su vez demostraron que podían sobrevivir más allá de su estela, Feliciano López, Fernando Verdasco. Y finalmente, el anho pasado la Davis proporcionó cierto alivio a un Nadal acosado por las lesiones y problemas personales.

P.D. Un chascarrillo para finalizar…. Siempre le he echado la culpa a las natillas danone de la debacle del final de las carreras de Bruguera y Ferrero. Lo cierto es que nunca pensé que fuera un fenómeno en el que alguien más había pensado pero cuando me puse a buscar por internet el anuncio maldito que hicieron Caminero y Bruguera me di cuenta de que muchos lo han comentado: http://www.microsiervos.com/archivo/leyendas-urbanas/maldicion-natillas.html. Hasta se puede encontrar fácilmente una encuesta para escoger al peor parado de dicho anuncio, donde Ronaldinho se alza como vencedor. Bien es cierto que la presencia de Guardiola y el último anuncio protagonizado por Messi (que no sé como demonios le han dejado/se ha atrevido) desvirtúan ligeramente la maldición. Habría puesto un link al anuncio de Bruguera pero no consigo encontrarlo….

5 thoughts on “Antes de Nadal

  1. jajajaja, ya había oído hablar de la maldición de las natillas danone. Y por cierto, hablando de tenis te gustas tanto como cuando yo me pongo a hablar de heavy jejejeje (:P). En cualquier caso me parece un certero análisis de la evolución del tenis español. Besicos!

    • hola mi único lector :P…. ya sabes que a mi el tenis me gusta muchito… pero yo siempre me gusto, no sólo cuando hablo de tenis :O jijiji…. Gracias por tu comentario, que últimamente estés casi siempre de acuerdo conmigo me está empezando a mosquear….😛

      • Bah, no estoy total totalmente de acuerdo, simplemente tu análisis me parece certero jejejeje (por empezar un poco de polémica ;)). Para ser del todo sinceros, algunos de los que elogias me parecieron un bluff. Sin ir más lejos, mi paisana Conchita Martínez, a la que no le tenemos en mucha estima por aquí, porque así como Nadal presume de mallorquín, a esta parece que se le olvidó que era de Monzón y de Aragón. Ganó un Wimbledon sí, pero me pareció siempre una tenista bastante mediocre, sobre todo (comparaciones odiosas) al lado de Arantxa. De Berasategui quiero recordar que se distinguía por ser un cañonero en la época en que los españoles no dominaban eso del saque, ¿no? Por cierto, ya puestos, podías haber hablado también del tenis de los 80, con Emilio Sánchez Vicario y el pelazo ideal de Sergio Casal jijijijiji. Ah, y en los 90 te has dejado al más “grande” (nótese la ironía): Pato Clavet jijijii. Un besico.

      • jajaja esto ya me resulta más familiar :P…. Dentro de mi punto de vista Conchita Martínez tenía un juego mucho más bonito que Arantxa Sánchez, el problema es que en menos de nada se cagaba y perdía los partidos, con lo cual era desesperante verla. Además previo al éxito de Nadal en Wimbledon Conchita Martínez fue capaz de ganar el torneo, siendo la primera espanhola en conseguirlo tras Santana. Arantxa nunca lo logró. Para mi lo que tenía de especial Berasategui era la forma de empunhar la raqueta, derecha y revés los pegaba del mismo modo, era muy extranho. En cuanto a Emilio Sánchez siempre le he tenido un poco de tirria, por eso no hablé de él, jajajaja, además yo me empecé a interesar por el tenis en 1993 cuando la mejor época de Sánchez Vicario ya había pasado. Jajajaja Pato Clavet…. que cachondo…. Lo principal que recuerdo de él, que no es poco, es que fue uno de los tenistas espanholes de la época que se dignó a viajar a Nueva Zelanda para disputar una eliminatoria de la Davis en 1999 cuando Espanha luchaba por mantenerse en el grupo mundial. Creo recordar que algunos de sus companheros se negaron en viajar a las antípodas por lo apretado de sus calendarios, siendo Mantilla, Vicente y Clavet tres de los que lo hicieron. Luego, al anho siguiente cuando Espanha ganó su primera davis, las estrellitas de la época, Moyá, Costa y Corretja, no tuvieron ningún problema en acudir a jugar y embadurnarse en la gloria de la victoria. De cualquier forma hay muchísimos tenistas espanholes que no he nombrado, hay demasiados, tal vez no me debería haber olvidado de Tomy Robredo, que fue top 10, y de Óscar Burrieza porque es el único gallego que ha estado entre los 100 primeros (creo) jajajajaja.

  2. En cualquier caso, que le tengas tirria a Emilín no es óbice para dedicarle unas líneas al peinado ideal de Sergio Casal (ya que de su tenis es preferible no hablar jijijiji :P). En cualquier caso, sí, eres una enciclopedia de tenis andante, se confirma😉.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s