Nobukazu Kuriki

Sigo a vueltas con mis obsesiones alpinísticas. Vale, reconozco que estas obsesiones se centran en leer aventuras ajenas e irrealizables con un cierto deje de envidia pero sobre todo un enorme deje de admiración.

Desde que nombres como los de Iñaki Ochoa, Horia Colibasanu o Jorge Egocheaga me son familiares y me causan admiración, sigo a la búsqueda de nuevos “héroes” a quienes encumbrar por pretender vivir el alpinismo como un deporte distinto donde importa más el camino que la meta, donde cómo se hace algo sea más importante que el hecho mismo de hacerlo. Cada uno tenemos nuestras formas de evadirnos, yo busco estas…

A lo que iba, mi “héroe” del día, o el señor más loco de la jornada: el premio se va para Nobukazu Kuriki que se encuentra ascendiendo el everest sólo, sin oxígeno, sin cuerdas fijas y según dicen por una de las rutas más complicadas. Véase elmundo para más información acerca de la hazaña. Ya sé que escalar montañas no convierte a nadie en un héroe, y lo creo mucho más cada vez que recuerdo a Iñaki Ochoa diciendo que héroe fue el médico que curó a su madre. Lo sé pero se me escapa un poco como definir esas cosas si no es de ese modo. Ahora mismo se me ocurre que “héroe de lo absurdo” sería una definición de lo más propia. Héroe porque este tipo de hazañas no están al alcance de la mano del 99% de los mortales, de lo absurdo porque hacer esto es completamente innecesario, es un duelo estúpido entre la naturaleza y el ser humano, una ridiculez y un colocarse a un paso de la muerte sin ninguna necesidad. Pero la verdad es que el asunto me sigue intrigando sin remedio…

En definitiva, espero que el amigo Nobukazu lo consiga y que no nos deje en el intento. Es bonito ver a un hombre que se reta a si mismo sin valerse de ayudas externas. Es bonito, y siento que desde que Iñaki Ochoa no está nos encontramos faltos de esos enigmáticos y encantadores héroes de lo absurdo (con permiso de los mencionados Colibasanu y Egocheaga), así que adelante Nobukazu, que la fuerza esté contigo!

Bueno, ahora estoy lista para continuar con mi ritual particular y volver a ver el documental sobre el intento de rescate de Iñaki Ochoa. Derramaré unas cuantas lagrimillas y volveré a pensar una vez más que allí en el Himalaya o aquí en la tierra de los mortales la amistad es lo primero. Si no lo habéis visto, no sé a que estáis esperando…

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s