El amor

Blame spotify…

And love ruins your great ideas,
tears you apart, breaks you, cuts you in pieces,
and makes you feel like the one you don’t want to be,
and pushes you to be evil and fucks you up

Mira que cantaba bien Massiel… aunque esta versión de Ruth Lorenzo en directo me ha hecho “chiribiribiri”

Posted in Música | Leave a comment

El ganglión.

Yo pensaba que me podría mantener constante en la idea absurda de que todavía tengo 20 años. 25 a lo máximo. Al fin y al cabo todavía me piden el carnet de identidad cuando voy al Vinmonopol (véase a comprar alcohol).

Y podría permanecer estancada en esa idea estupenda de que como mi piel tiene pocas arrugas y me pelo pocas canas, mi edad sigue siendo la misma.

No tengo mayores achaques que me hagan pensar que me hago mayor, pero alguno, algunos tengo.

En diciembre tuve un dolor de cuello inmovilizante salido de la nada. En la vida me había pasado y decidí achacárselo al teletrabajo, a la lluvia que hizo que prácticamente no me moviera y a la vida y sus miserias…

Los dientes por lo menos están bien. No me han arrancado ninguna muela más, no tengo ninguna corona extra y sigo con mis dos muelas del juicio clavadas/encarnadas en la mandíbula.

Y un día decidí que si no iba a caminar tenía que saltar a la comba porque hay que moverse y dicen que es un ejercicio muy completo y cojonudo. Y la verdad es que saltar a la comba me divertía. Cada día iba mejorando.

Después del primer día mis gemelos estaban como rocas.

Al cabo de un par de días me dolía todo el cuerpo por las agujetas mortales de saltar unos 100 veces…. Dos de cada vez a lo máximo, no os vayáis a pensar… y esto mientras en Youtube había mil retos de saltar 1000 veces al día durante una semana (cualo?!….)

El pie me molestaba un poco pero pensé que era simplemente por el esguince que había tenido en Octubre. Si, lo del esguince se me olvidó comentarlo porque se puede achacar a la torpeza, a la estupidez, más que a la edad.

Y un día decidí que ya que el dolor no paraba iba a dejar de saltar por unos días. No era un dolor incapacitante, más bien era una molestia eterna en el talón de Aquiles cuando decidía doblarlo/usarlo. Dados los problemas de una conocida con la ruptura de su talón de Aquiles y subsecuentes operaciones que la llevaron a estar unos 2 o 3 años a caballo entre muletas y sillas de ruedas, me empecé a preocupar.

Y la cosa siguió empeorando. Un día en el sofá me noté un bultito raro, o al menos distinto cerca del tobillo. No me molestaba pero me molestaba que estuviera allí. Como un hueso fuera de sitio, o no sé un algo que está donde no debería. Decidí que tal vez era hora de llamar al fisioterapeuta, o al médico.

Pero seguí caminando, al final parar de moverse es peor, no?

Al día siguiente me puse los zapatos de todos los días y noté ciertas molestias. Fui andando al trabajo y noté molestias. Llegué al trabajo y pedí cita con el fisioterapeuta… A la tarde tuve que subir 5 pisos de escaleras. Al cabo de dos, me moría de dolor, pero no iba sola así que resistí y subí a rastras y lentamente.

De vuelta a la oficina aflojé el calzado y respiré un poco con alivio y preocupación. Se me hacía que el problema no era el salto a la comba, ni el esguince, ni el andar, pero el puto ganglión que me había salido en el pie hace unos años y había vuelto a llamar a la puerta.

El ganglión me debió salir en el 2017 o 2018 aunque tardamos un tiempo en ponerle nombre. Me dijeron que si no me molestaba, que lo dejara estar, que era benigno y que aunque lo drenara el líquido podía volver. Y realmente desde que me apareció sólo me había dado mala vida una vez.

Aquella vez, en 2019 mi yo no tan joven, pero más joven que ahora, se fue de vacaciones a Japón. Lo cual está muy bien, Japón es la re-hostia… pero a mi ganglión no le sentó bien el abuso desmesurado que una menda hizo de él. El ganglión se subió a un avión en clase turista (realmente a dos)… aguantó la llegada a un hotel en Tokyo, vio una cama con deseo tras demasiadas horas sin haberse amodorrado en una… pero no se le dejó probarla…. A cambio siguió unas 12 horas más caminando y explorando, sin un masaje, sin un mimo. Sin nada, sólo frío y desesperanza. Porque en el puto Tokyo, aquel año, a finales de abril hacía un frío mortal. El ganglión no notó demasiado pero su dueña, sí.

Y así siguieron dos días más de tortura en Tokyo con 8 horas contadas de sueño, y andar y andar y andar más. Y mientras la tripilla vibraba de alegría el ganglión se enfadaba por el agravio comparativo. Aún así aguantó quejándose ligeramente hacia el final de la jornada… una especie de recuerde, señora… estoy aquí…. llevo abaneando su peso y “ligereza” durante mil horas, un poquito de por favor…

Y llegó el día de ir a Kamakura. Todos hemos visto imágenes del metro de Tokyo donde uno tiene que hacer un poco de catapulta infernal o efecto resorte para cerrar las puertas del metro tras de si. Y la dueña del ganglión, también. Así que en un arranque de preocupación, a la par que inconsciencia y desconocimiento de sus propias capacidades, decidió que lo óptimo sería llevar sobre su espalda una maleta de 15 kg mientras se movía por Japón. Porque las ruedas habrían sido un problema en el metro…

Al ganglión no le gustó.

Y a la espalda tampoco.

Y en el metro no había tanta gente… y había mucho espacio… y había muchos metros. Y muchos japoneses, si, pero todos muy amables como para no hacerte un huequito entre medias…

Así que cuando el ganglión tuvo que dejar Tokyo para ir a Kamakura con un peso extra de 15 kg sobre si mismo, se reveló… mandó todos los males, mil pinchazos de dolor… y señales de… señora, ya va siendo hora de parar.

Y como el ganglión manda, se paró. En Kamakura, a las 5 de la tarde el ganglión estaba en su cama nido, o litera, o llámesele x, una de esas camas cápsulas que tienen los japoneses.

Desde entonces el ganglión ha sido feliz. Incluso ha subido a Trolltunga (y bajado) y no se quejó. Subió alguna montaña más, y tampoco se quejó, y se dejó llevar son su sempiterna paciencia.

Y tal vez simplemente fueron las gotitas que han ido colmando el vaso ya pobre de paciencia. O tal vez lo de la comba fue demasiado, o bien la combinación comba, con esguince no totalmente curado con unos zapatos muy apretados, pensando en el esguince… Y tal vez el ganglión se celó y la criatura decidió volver a la vida revelándose con toda su virulencia.

Ganglión, se bueno conmigo, prometo que te voy a tratar con mimo, darte masajes y besitos…

Posted in Cousiñas varias, quasi-private, querido diario | Leave a comment

Sameblod (sangre Sami)

El otro día vi una película en HBO acerca de los Samis. La película es sueca, pero supongo que lo mismo que se cuenta en ella aplica también a cómo los samis eran tratados en Noruega o en Finlandia.

Aunque llevo muchos años en Noruega y sabía que los Samis habían sido discriminados y forzados a aprender noruego, realmente no es un tema del que la gente hable. Y desgraciadamente no ha sido un tema en el que una servidora se haya interesado demasiado…

En le película, dos hermanas samis son llevadas a un internado en Suecia donde les dan clases con otros niños samis. Las clases principalmente consisten en hacerlas asimilar el idioma sueco y la cultura sueca al tiempo que menosprecian a los samis y a su cultura. El punto “álgido” de la película es cuando “científicos” suecos hacen desnudarse a las criaturas para hacerles fotos y medir sus cuerpos y sus cráneos. La idea era demostrar que los samis eran inferiores.

El resultado de este adoctrinamiento brutal y ridículo que se muestra en la película es que su protagonista acaba completamente avergonzada de su cultura y hace todo lo posible para olvidarse de ella y en cierto modo dejar de ser ella misma.

Aquí alguna información que encontré acerca de los sami: https://desinformemonos.org/la-lucha-de-los-sami-los-indios-blancos-en-noruega/

Dicen que una película imprescindible para acercarse a como vivían antes los Samis es Veiviseren. Veiviseren es un clásico del cine noruego y fue nominada en su momento a los Oscar. Cuando la vea ya os contaré.

En fin, cuanto mal ha hecho y hace el miedo que tenemos por lo que es distinto a nosotros mismos…

Posted in Cine y más, Norge Norway Noruega | Leave a comment

Confesiones de media tarde…

Me he puesto a seguir a Andrés Velencoso en Instagram porque tiene un perro la mar de bonico…

Véase un hombre moderadamente atractivo junto a un perro extremadamente achuchable 😀

y gracias a este video acabo de descubrir que Herry tiene su propio Instagram!

Adiós Andrés!

Hola Herry!

Posted in Cousiñas varias | Leave a comment

Behind the bastards

Otra de las cosas buenas que me ha dado el 2020 han sido los podcasts. Los podcasts me han acompañado muchísimo en este año tan raro, y me siguen acompañando en el 2021. El mundo de la oyente de podcasts es tremendamente exigente. Empiezas escuchando un podcast. En cada episodio de este te recomiendan un par más. En el siguiente podcast que escuchas sucede lo mismo. Así que como quien no quiere la cosa tienes un árbol con muchas ramas cargaditas de frutas que son todos los podcats que escuchas. Y como un estómago humano no consigue digerir todas las frutas de un árbol, lo mismo le pasa a un humano con trabajo y obligaciones con los tropecientos mil podcasts que existen. Vamos, que no doy abasto.

No los voy a citar todos, ni todos los temas porque este post se podría alargar hasta el fin de los días. El último podcast que he empezado a escuchar se llama “Behind the bastards”. Tengo sentimientos contradictorios acerca del mismo porque ayer escuché el capítulo en el que hablaban de Fritz Haber y su participación en el desarrollo de armas químicas durante la primera guerra mundial. El tema es un poco controvertido porque Haber recibió el Nobel porque gracias a su proceso para producir amoníaco, la producción industrial de fertilizantes sintéticos fue posible. Y ello hace que un número importante de gente esté viva a día de hoy y no se haya muerto de hambre. Y no es que me traumatizara que Haber también produjera armas en la primera guerra mundial, que también, y más porque no lo sabía… El problema de este episodio es que como una trabaja de lo que trabaja, el proceso que inventaron Haber y Bosch me es ligeramente familiar. Ello me hizo darme cuenta de que en podcast se decían unas cuantas sandeces bien gordotas… Y me resulta molesto pensar que ese probablemente es el caso para todos los episodios en general pero que como de la mayoría de los temas no sé nada probablemente ni me entere….

En fin, que me desvío… Behind the bastards está bien porque a mi me gusta enterarme de porqué la gente es tan hijo de puta y de los distintos niveles de hijoputismo que existen en el mundo. Son muchos y muy elevados, en caso de duda… Así que empecé con un alguien conocido, Leopoldo y el Congo… No aprendí mucho más de lo que sabía… y yendo a la deriva llegué a un episodio llamado “The satanic panic: American´s first Qanon”. Y lo flipé un poco bastante con la locura de episodio o más bien con el tema que relata. Es el caso de la escuela McMartin en California donde los dueños de la escuela fueron acusados sin pruebas de abusar de 360 niños. El caso es tan increíble que mejor que yo lo explique es ver el video resumen de la investigación hecho por The New York Times. O bien escuchar los dos episodios del podcast Behind the bastards.

Posted in Cousiñas varias | Tagged , , | Leave a comment

2020 y sus cosas bonitas

Todo el mundo (incluida una servidora) está deseando que el 2020 se acabe. No nos engañemos, el 2020 ha sido una puta mierda… no me apetece demasiado listar los porqués específicamente este año ha sido una puta mierda. Así que me voy a centrar el lo bueno y bonito:

  • El 5 de enero de 2020 celebré la víspera de Reyes con mi familia. Desde la muerte de mi abuelo en 2015 prácticamente no había vuelto a la aldea. Creo que desde el 2005 no había pasado Reyes con mi familia. No recuerdo la última vez que me junté con todos mis primos en una sola mesa.
  • Ese mismo mes de enero fui a Bergen. Allí, sin darme cuenta en su momento aprendí cosas de mi misma. De allí volví pensando que uno siempre puede perder pero si no te arriesgas nunca vas a ganar.
  • En enero fui por última vez a la ópera a ver dos ballets. Y por si no fuera suficiente también hice una visita guiada por el edificio. Aquel fin de semana hacía sol y sorprendentemente Oslo brillaba con luz propia.
  • En febrero fui a una cabaña en las montañas. Froystul estaba blanquito blanquito… recuerdo aquella nieve como prácticamente la única que vi en 2020.
  • Marzo llegó… y resulta que antes de que el mundo se volviera loco yo ya había comprado papel higiénico, levadura y harina…
  • En abril fue semana santa… no fui a Irlanda… pero a cambio fui a hacer caminatas por la zona. Quedé con algunos amigos y caminamos bajo el sol.
  • El 17 de mayo hizo un tiempo así asá. Aún así nos juntamos al lado del río y compartimos risas y comida en la distancia.
  • En junio recuperamos un poco de aquella libertad de movimiento. Así que me fui de cabañas. Primero Skinnarbu, luego Arbuvollen y finalmente Froystul. En cada cabaña estuve acompañada de gente estupenda.
  • Julio y bañarse en Mule Varden. Julio y dos semanas en Lofoten.
  • Agosto y seguir bañándose en Mule Varden y en Brønnstadbukta. Combinado con visitas de gente bonica.
  • En Septiembre me volví a Beitostolen… Y luego a Aurdal… Y de refilón subí un par de montañas. Caminé alrededor de un par de lagos y me encontré de bruces con un “castillo” de gusto estético horroroso y decoración navideña en Valdres.
  • Probablemente en Octubre no pasó mucho…. Hice una cena en casa tras casi un año. Y tuve más visitas de esas que te acarician el alma. Se me olvidaba que fui a Trondheim después de dos años. De Trondheim volví, como siempre, con esa sensación de calorcillo del rico.
  • Y cuando Noviembre parecía que iba a ser malísimo, más gente bonica llamó a mi puerta. Y volví a Beitostolen donde nos encontró la nieve. Allí hubo princesas, grevinne e incluso secret Hitler… Y un muñequillo pequeñico y sonriente.
  • Al fin hemos llegado a diciembre. Por ahora ha traído bastante lluvia, pero también muchas sonrisas, mucho cariño y la sensación de todos los abrazos que habría recibido si se pudiera… Y resulta que el lunes voy a Trondheim, así que el año mal, mal tampoco va a acabar.

Y por el camino nadie de mi familia o amigos ha estado gravemente enfermo. Economicamente también están bien. Todo el mundo va llevando la situación como buenamente puede y esperando que las vacunas nos ayuden a volver a una vida un poco más normal. Y dirás tú, qué es normal? Pues realmente no lo sé… normal era esa situación a la que nos acostumbramos los que nacimos tras el fin de la dictadura. Supongo que tras la guerra la definición de normalidad era distinta. Así que cuando dejemos atrás el COVID, no creo yo que vayamos a volver a aquella normalidad… Probablemente pueda viajar a España, probablemente no necesite usar mascarilla en un centro comercial… pero igual, igual que en febrero del 2020 no va a ser.

Posted in Cousiñas varias, quasi-private, querido diario | Leave a comment

Cuando el sol se va.

Extraña forma de vivir. Estar pensando siempre en ti.

Posted in Música | Leave a comment

Saralandia

Debería existir un aparatejo que te diera la posibilidad de escoger quien se va y quien se queda en tu vida. Una especie de Gran Hermano individualizado pero dónde puedas conservar a tantas personas como tú quieras a tu alrededor. Y que te permita evitar que ellos sigan con su vida aunque así lo quieran.

Las despedidas son una mierda.

Me he despedido tantas veces que noto como la piel se me endurece con cada una de ellas. Tal vez es la edad. Pero gracia, lo que se dice gracia, me hacen más bien poca.

A veces las despedidas son un hasta nunca – aunque en ese momento no lo sepas. A veces son un hasta pronto y otras son un hasta algún momento que no se sabe bien si será dentro de 2 meses, 2 años o 2 décadas.

Y tal vez no significa que si esa persona siguiera viviendo en un radio de 10 km os veríais de manera continua o que la relación no evolucionara, o que los sentimientos no se diluyeran de las misma manera… no significa eso… supongo que es la posibilidad, y la cercanía. Y más ahora cuando uno ni siquiera puede abandonar el país donde vive libremente…

Voy a crear la constitución del universo de Sara, ese país donde si quieres entrar firmas un contrato de permanencia absoluta, y dónde sólo Sara tiene el poder de aceptar y eliminar adeptos. Tengo que comprar un terreno (grandecito) y poblarlo de Tiny Houses con una distancia de no sé, 10 metros entre ellas (es suficiente?). Haré una casa madre donde no viva nadie pero que sea el centro social de todos… en ella pondremos paneles solares cubriendo todo el tejado que alimentarán todos los aparejos eléctricos que se nos ocurra usar… Puedo crear una especie de comunidad donde cada uno sea voluntario para un tipo de trabajo… y ya está… obviously el motto de la comunidad es entretener a Sara, tomar cafecillos con Sara, dar paseos con Sara, ir a la playa con Sara, y al monte, y de cabañas, y a lo que se tercie…. y cuando las fronteras se abran nos iremos a Gotland o a San Francisco o a la Patagonia.

Me estaré transformando (en mi mente) en un nuevo gurú?

Posted in Cousiñas varias, quasi-private | Leave a comment

La mañana de mañana

Hay placeres (o gustos) escondidos que uno se resiste a confesar fácilmente… A mi siempre me ha gustado Duncan Dhu, y siempre me he avergonzado un poco de ello… que se le va a hacer…

Es una maldad tremenda porque Mikel Erentxun tiene un lugar bastante destacado en la banda sonora de mi vida. Al menos de mi vida hasta los 17 años… Hay posibilidades de que le cogiera un poco (bastante) de tirria por una versión demencial de una de mis canciones favoritas de siempre (véase… There is a light that never goes out ) y no, no voy a poner el vídeo de la adaptación de Mikel Erentxun porque me repatea y me pone de bastante mal humor.

Pues eso… que en cierto momento de mi vida me gustaron Duncan Dhu y el señor Mikel Erentxun… eso implica que puedo canturrear con bastante acierto las siguientes canciones… Esos ojos negros, Cien gaviotas, en algún lugar o una calle de París…. pero lo cierto es que Mikel Erentxun sólo nos ha traído aquí de refilón… La verdad es que desde que dejé a mi yo adolescente atrás he tenido a Mikel bastante olvidado… Hace unos meses Spotify me puso una canción que me gustó bastante como para añadirla a mi playlist. La canción se llama Mañana, y es muy bonita, bonita a lo Mikel Erentxun… Y tal vez debería haber bastado para escribir sobre ella. Tal vez. Pero no ha sido así. La semana pasada Spotify me recomendó una canción de Manolo Tena… Mañana… Me encantó. Muchísimo… Y lo cierto es que tardé unos minutos en conectarla con la canción de Mikel Erentxun… Lo primero que pensé fue que seguro que era una canción escrita por Manolo Tena y versionada por Mikel Erentxun. Uno tiende a pensar que el original es mejor que la versión. Pero resulta que no. Mikel Erentxun escribió esta canción en el 2003. Manolo Tena la versionó en el 2016, un par de meses antes de morir. Yo no sé a vosotros pero a mi me pone los pelos como escarpias cada vez que la escucho…

Quiero verte amanecer y verte anochecer
si ayer y hoy nos dan la espalda como amantes que se van
Siempre quedará mañana, la mañana de mañana
junto a ti, junto a ti+

(I want to see you when waking up and when falling asleep. If today and yesterday does not allow it like lovers who depart. We will always have tomorrow, the morning of tomorrow by your side, by your side)

Posted in Música | Tagged , | Leave a comment

Todo lo que merezcas

Lo he flipado con esta canción de Xoel López

… la melodía es buen rollo…

… pero la letra es un puñal tras otro. Cuando piensas que no puede ser más cruel da un pasito más allá que hace que le prestes más atención si cabe…

Y sé que esta letra de odio profundo debería hacer que no me gustara esta canción. Porque si, es verdad, uno debería desearle cosas bonicas al prójimo, y es mejor cantar “imagine all the people living life in peace”…. pero que le voy a hacer… tanto odio a mi lado oscuro le fascina…

Que la vida te de
Todo lo que merezcas
Y que recojas un dia
Lo que sembraste ayer
Al menos por un instante
Se haga justicia en el mundo
Y que comprendas ahora
Lo que nunca quisiste entender
Y que te falte el aire
Y que te ahogue el silencio
Y llores todos los días
Como me hiciste llorar a miQue la vida te de
Lo que puedas aguantar
Y que comprendas ahora
Que siempre devuelve el golpe el mar
Y sientas que te han usado
Y sufras sin remedio
Y que si es perra la vida
Se ensañe contigo un poco mas
Y que te falte el aire
Y que te ahogue el silencio
Y llores todos los dias
Como me hiciste llorar a mi
Y que tus dias se llenen
De infinito desierto
Y que te abrase el frio
Que un día casi me abraza a miY que te falte el aire
Y que ahogue el silencio
Y llores todos los días
Como me hiciste llorar a mi
Y que tus dias se llenen
De infinito desierto
Y que te abrase el frio
Que un dia casi me abrasa a mi

Posted in Música | Tagged | 2 Comments